25 curiosidades sobre J. R. R. Tolkien y sus obras

John Ronald Reuel Tolkien es conocido mundialmente por ser el creador de la famosa trilogía de El Señor de los Anillos y de libros como El Silmarillion o El Hobbit. Es innegable que, en todos los ámbitos artísticos, muchas de las obras fantásticas posteriores beben directa o indirectamente del concepto de fantasía que consiguió dar Tolkien con sus obras, consiguiendo con ello que para muchos sea considerado el padre de este género. Debido a esto, mostramos una serie de curiosidades sobre él que te harán apreciar aún más su trabajo.

  1. John Ronald Reuel Tolkien es conocido mundialmente por ser el creador de la famosa trilogía de El Señor de los Anillos y de libros como El Silmarillion o El Hobbit. Es innegable que, en todos los ámbitos artísticos, muchas de las obras fantásticas posteriores beben directa o indirectamente del concepto de fantasía que consiguió dar Tolkien con sus obras, consiguiendo con ello que para muchos sea considerado el padre de este género. Debido a esto, mostramos una serie de curiosidades sobre él que te harán apreciar aún más su trabajo.
  2. Pese a mudarse a Reino Unido a los tres años, Tolkien nació en realidad en Bloemfontein, Sudáfrica.
  3. Es conocido mayormente por ser el autor de El Hobbit y El Señor de los Anillos, pero tiene muchas más obras, de las cuales la mayoría están ambientadas también en el mismo universo.
  4. Se enamoró de su mujer a los 16 años, cuando ella tenía 19. Esperaron a llegar a los 21 para casarse, y desde entonces vivieron más de cincuenta años juntos hasta que ella murió en 1971, dos años antes que él.
  5. Su mujer sirvió de inspiración para el personaje de Lúthien, una elfa —«la más bella entre los hijos de Ilúvatar»— que renunció a la inmortalidad para salvar a su amado, Beren.
  6. Tolkien pidió ser enterrado junto a su esposa al morir. En la lápida, bajo el nombre de cada uno, está escrito «Beren» y «Lúthien».
  7. Tolkien se alistó en el ejército alentado por sus amigos y familiares, pese a que lo demoró lo máximo posible. Sirvió como especialista en lenguaje de signos y oficial de comunicaciones. Sin embargo, debido a «la fiebre de las trincheras» estuvo gran parte del tiempo en el hospital, donde empezó a escribir sus historias.
  8. Tolkien era conocedor de gran cantidad de idiomas, lo que le llevó a crear sus propias lenguas, que más tarde incluiría en sus obras, como el «quenya» (uno de los idiomas élficos).
  9. Mientras trabajaba como profesor de anglosajón en la universidad, sus clases eran muy particulares, pues podía aparecer ataviado con una cota de malla mientras recitaba en inglés antiguo el poema Beowulf, el cual tradujo, pero nunca llegó a publicar hasta que lo hizo su hijo en 2014.
  10. La palabra hobbit no es invención de Tolkien, pues se recoge en un diccionario británico del siglo XIX para designar a una «persona pequeña».

tolkien

  1. El Hobbit fue creado especialmente para sus hijos, sin intención de publicarlo; sin embargo, fue publicado en 1937 después de que el editor, Stanley Unwin, se lo diera a su hijo pequeño y obtuviera la aprobación de este.
  2. Tolkien escribió El Hobbit de manera que pudiera ser leído y disfrutado por todo el mundo, pues no le gustaban aquellas obras que estaban dirigidas especialmente a un público infantil sin que los adultos pudieran disfrutar también.
  3. El Señor de los Anillos se pensó para ser un único libro; sin embargo, tras el aumento del precio del papel, la editorial decidió dividirlo en tres partes: La Comunidad del Anillo, Las dos torres y El retorno del Rey.
  4. Los nombres de los tres libros no fueron dados por Tolkien. De hecho, el único título que le gustaba era La Comunidad del Anillo.
  5. El mundo de Arda (mundo ficticio donde se desarrolla toda la obra de Tolkien) está basado en la Tierra, donde la Tierra Media sería Europa y la Comarca estaría situada en Oxford, Reino Unido.
  6. Tokien declaró que los eventos del final de la Tercera Edad (que son los que ocurren en El Señor de los Anillos) ocurren cerca de 6.000 años antes del nacimiento del propio Tolkien (en su mundo ficticio, claro).
  7. Tolkien se consideraba un hobbit. «Soy un hobbit en todo menos en el tamaño», refiriéndose a que le gustaba la tranquilidad, los jardines, los árboles, la naturaleza, disfrutar de la suave brisa de la mañana… y la cerveza.
  8. Tras ceder los derechos de su obra para poder realizarse adaptaciones cinematográficas, dejó claro que no quería que Disney estuviera involucrado de ninguna manera en los proyectos.
  9. Gran parte de la obra de Tolkien la tenemos hoy en día gracias a su hijo Christopher Tolkien, que se encargó de recopilar y publicar aquellas historias de su padre que no habían visto la luz por una razón u otra.
  10. Entre ellas, la más destacable es El Silmarillion, donde te cuenta la historia de Arda desde el inicio, como contexto predecesor de los sucesos de El Hobbit y El Señor de los Anillos.
  11. Tolkien y C. S. Lewis, creador de Las Crónicas de Narnia, tenían una relación amistosa. Este último propuso a Tolkien para el Premio Nobel en 1961. Sin embargo, no lo ganó debido a la «poca categoría de su prosa».
  12. Peter Jackson realizó las adaptaciones cinematográficas más famosas con El Señor de los Anillos: La Comunidad del Anillo (2001), El Señor de los Anillos: Las dos torres (2002), El Señor de los Anillos: El retorno del Rey (2003), El Hobbit: un viaje inesperado (2012), El Hobbit: la desolación de Smaug (2013) y El Hobbit: la batalla de los Cinco Ejércitos (2014). No obstante, no han sido las únicas adaptaciones que se han realizado sobre la obra de Tolkien.
  13. Debido a la cantidad de modificaciones que fue haciendo y apuntes que nunca llegaron a salir a la luz, en ocasiones no se sabe qué podría considerarse canon dentro del universo creado. Christopher Tolkien recopiló una serie de cartas que escribió su padre, mediante las cuales, junto a otras recopilaciones que hizo, podemos ver en parte qué es lo que Tolkien consideraba correcto en su historia.
  14. Tolkien acertó de una manera un tanto peculiar la fecha de su muerte. En El Señor de los Anillos, Tolkien escribe que los elfos recibieron tres anillos, los enanos siete, los hombres nueve y el Señor Oscuro uno. El número resultante es 3791, que, leído del revés, es 1973: la fecha de su muerte.
  15. Tolkien dibujó las ilustraciones de las primeras ediciones de sus obras, dejando ver cómo se imaginaba su propio mundo mucho antes de realizarse cualquier adaptación.

Rubén López Beltrán (@Rub_Lope7)

 

 

Los comentarios están cerrados.