Conociendo autoras: Rosario Castellanos, una admirable narradora y poeta mexicana

(Ciudad de México, 1925 – Tel Aviv, 1974) Narradora y poeta mexicana, Rosario Castellanos fue considerada una de las más grandes escritoras del siglo XX en su país. Esta inigualable autora vivió durante su infancia en Comitán (Chiapas), de donde procedía su familia. Castellanos cursó estudios de letras Universidad Nacional Autónoma de México; en Madrid complementaría su formación con cursos de estética y estilística.

En 1961 obtuvo un puesto de profesora en la Universidad Autónoma de México, donde enseñó filosofía y literatura; posteriormente desarrolló su labor docente en la Universidad Iberoamericana y en las universidades de Wisconsin, Colorado e Indiana.

Casi toda la obra de Rosario Castellanos toca de cerca distintos temas políticos, ya que concebía al mundo como “lugar de lucha en el que uno está comprometido”, como lo expresó en su poemario Lívida luz. Consideraba la poesía “un intento de llegar a la raíz de los objetos”. Cada tema lo trataba ligado con lo cotidiano y con el interés por el papel de la mujer en la sociedad y por la crítica del enfoque sexista, ejemplificado por su cuento Lección de cocina: cocinar, callarse y obedecer al marido. Su obra de teatro El eterno femenino (1975) se apuntala sobre principios feministas. Según un artículo de Mercedes Serna, a través de la obra “Castellanos hará un recorrido irónico y jocoso por la historia de la mujer en México, a través de una serie de personajes femeninos.

rosario castellanos

Su poesía, en la que destacan los volúmenes Trayectoria del polvo (1948) y Lívida luz (1960), revela las preocupaciones derivadas de la condición femenina.

Dentro de su obra narrativa, las novelas Balún Canán (1957) y Oficio de tinieblas (1962) recrean con precisión la atmósfera social, tan mágica como religiosa, de Chiapas. El argumento de la segunda, una premonitoria rebelión indígena en el estado de Chiapas inspirada en un hecho real del siglo XIX, surgió de una toma de consciencia de la situación mísera del campesinado de esa región mexicana, y de su abandono a los caciques locales por parte del gobierno federal.

Rosario Castellanos escribió también volúmenes de cuentos situados en el mismo registro: Ciudad Real (1960), Los convidados de agosto (1964) y Álbum de familia (1971).

Sus ensayos fueron reunidos en la antología Mujer que sabe latín (1974).

Los comentarios están cerrados.