Conociendo autores: ANTOINE DE SAINT-EXUPÉRY, autor del libro El Principito

    ¿Quién no conoce la obra El Principito o ha oído hablar de ella? Tal vez hayas visto alguna vez la ilustración de una boa comiéndose a un elefante, o un niño observando el cielo estrellado en una especie de planeta acompañado por un zorro y no sepas por qué. A continuación, se citan algunas curiosidades sobre su autor, Antoine de Saint-Exupéry, piloto y escritor procedente de una familia aristocrática de Lyon.

 

Antoine de Saint-Exupéry

Comenzó la carrera de Arquitectura, pero en 1921, con 21 años, se hizo piloto, siendo un pionero de la aviación moderna, y en 1926 trabajó para el servicio postal francés en vuelos internacionales, año en que publicó su primera novela corta, El aviador, en una revista literaria. Vivió durante un tiempo en Argentina, donde fue nombrado director de una aerolínea postal en 1929. En Argentina conoció a la que sería su mujer, la artista y escritora Consuelo Suncín, que aparece representada como la rosa de El Principito, y con quien se casó en 1931. En ese mismo año, publicó su siguiente novela, Vuelo nocturno, donde plasmó su experiencia como piloto y como director de la aerolínea argentina.

Saint-Exupéry tuvo numerosos accidentes a lo largo de su vida, pero uno de los más graves que sufrió fue cuando competía en una carrera, en diciembre de 1935, y cayó en el desierto del Sahara. Sufrió alucinaciones y se le agotaron los recursos enseguida, pero fue rescatado a los pocos días del accidente. Su aventura en el Sahara le sirvió de inspiración para componer Tierra de hombres, publicada en 1939 y distinguida con varios premios y traducida al español y al inglés. Su obra notable, El Principito, fue publicada en 1943, considerada siempre como una novela infantil, aunque la crítica estima que es más bien una reflexión sobre la naturaleza humana.

El escritor francés pasó una larga temporada en Estados Unidos, donde realizó los primeros borradores de El Principito, obra considerada como el mejor libro francés del siglo XX y que ha sido traducido a más de 250 idiomas y dialectos. Las ilustraciones que aparecen en El Principito las realizó el mismo Saint-Exupéry y la astronomía le homenajeó con un asteroide descubierto en 1975 al que nombraron 2578 Saint-Exupéry, otro en 1993 lo denominaron 46610 Bésixdouze, por ser donde vivía el Principito, así como la luna de un asteroide, que en 2003 fue nombrada Petit-Prince.

Artículo redactado por Patricia Nevado

En este momento no hay comentarios, atrévete a dejar el primero.

Enviar un comentario

(no sale publicado) *