Las diez citas más célebres de Napoleón I

Napoleón I Bonaparte (Ajaccio, 15 de agosto de 1769-Santa Elena, 5 de mayo de 1821) fue un militar y gobernante francés, general republicano durante la Revolución y el Directorio, artífice del golpe de Estado del 18 de brumario que lo convirtió en primer cónsul (Premier Cónsul) de la República el 11 de noviembre de 1799; cónsul vitalicio desde el 2 de agosto de 1802 hasta su proclamación como emperador de los franceses (Empereur des Français) el 18 de mayo de 1804, y fue coronado el 2 de diciembre; proclamado rey de Italia el 18 de marzo de 1805 y coronado el 26 de mayo. Ostentó ambos títulos hasta el 11 de abril de 1814 y, nuevamente, desde el 20 de marzo hasta el 22 de junio de 1815.

A continuación os dejamos diez de sus citas más célebres:

Bien analizada, la libertad política es una fábula imaginada por los Gobiernos para adormecer a sus gobernados.

Hay ladrones a los que no se castiga, pero que roban lo más preciado: el tiempo.

La envidia es una declaración de inferioridad.

Una cabeza sin memoria es como una fortaleza sin guarnición.

Las batallas contra las mujeres son las únicas que se ganan huyendo.

Cada uno de los movimientos de todos los individuos se realizan por tres únicas razones: por honor, por dinero o por amor.

La ambición jamás se detiene, ni siquiera en la cima de la grandeza.

Lo imposible es el fantasma de los tímidos y el refugio de los cobardes.

La batalla más difícil la tengo todos los días conmigo mismo.

napoleón

Los comentarios están cerrados.