Los poemas que Verlaine escribió desde la cárcel al fin consiguen ver la luz

“Carcelariamente”, con este nombre se conoce a la colección de 32 poemas que el poeta francés Paul Verlaine escribió en prisión entre 1873 y 1875, y que Francia ha elevado a la categoría de tesoro nacional, ya pueden ser vistos por el público que lo desee.
Este inigualable manuscrito, adquirido por 299.200 euros en 2004 por la sociedad francesa Aristophil en una subasta, es la auténtica estrella de la exposición “Verlaine emprisonné”, Verlaine encarcelado, que se mantendrá hasta el próximo 5 de mayo.

Verlaine escribió esta colección de profundos versos en una época en que no era posible hacer una revolución política

Verlaine

“Ese episodio no fue más que la punta del iceberg, Verlaine fue un hombre enjaulado desde el primer día de su vida hasta su muerte. Fue un torturado, un maldito”, declaró a Efe el comisario de la exposición, Jean-Pierre Guéno

 

 

 

 

 

Aquellos que acudan a la exposición podrán tener acceso a los 32 poemas de “Cellulairement”, recogidos en 67 páginas y ya considerados por algunos como los más bellos de su obra. Y es que, estos desconocidos versos de Verlaine expresan los sueños del poeta, sus fantasmas, su desesperación, sus frustraciones, sus remordimientos, sus esperanzas, sus evasiones poéticas, sus fantasías y sus teorías.
“Verlaine ha escrito los mejores y más heterosexuales poemas en la lengua francesa, pero también los más homosexuales”, concluyó Guéno.

Paul Verlaine, un “maldito” e influyente poeta

La influencia de Verlaine tomó una gran magnitud entre sus coetáneos y continuó creciendo tras su fallecimiento, tanto en Francia como en el resto del mundo. Si nos ceñimos a la lengua hispana, el modernismo nunca podría entenderse sin la figura de Verlaine. La obra de algunos grandes poetas del ámbito hispánico, como Rubén Darío, Manuel Machado o Pablo Neruda, son consecuencia directa o indirecta de la del poeta francés.

(Fotografía: Wikipedia)

En este momento no hay comentarios, atrévete a dejar el primero.

Enviar un comentario

(no sale publicado) *