¿Sería más conveniente que McDonald’s diese a los niños un libro en vez de un juguete con su Happy Meal?

Esta iniciativa se comienza a llevar a cabo, aún a modo de experimento, pretendiendo animar a los más pequeños a adquirir el hábito de leer.

Uruguay ha sido el último país en sumarse a esta llamada “renovación cultural” en el menú más famoso de McDonald’s. Los niños podrán elegir si prefieren un libro o un juguete junto a su Happy Meal. De esta forma, la cadena de comida rápida trata de estimular la creatividad de los pequeños, haciéndoles ver que leer puede ser algo tan divertido como jugar. Otros países latinoamericanos, además de Estados Unidos, realizaron este cambio durante un periodo de tiempo.

macdonalds libros

En una sociedad tan tecnológica donde cada vez hay menos tiempo para juguetes convencionales y, menos, para libros, McDonald’s plantea este objetivo: regalar historias para que los niños vuelvan ilusionados a casa con un libro que leer bajo el brazo.

Destaca también la importancia de que los padres alienten a sus hijos a descubrir nuevos universos por medio de la lectura, ya sea leyendo con ellos o incorporando la lectura a los juegos. En un comunicado de McDonlad’s Uruguay, se manifiesta que esta medida es debida al compromiso que tienen con las familias, sin limitarse únicamente a servir comida.

Ojalá McDonald’s de más países se sumen a este proyecto o, incluso, otros restaurantes, en los que todos podamos ir a comer y salir con un nuevo libro. Consiguiendo que estos sean más accesibles y cotidianos en nuestra vida diaria.

 

Tamara Vargas Moreta.

Los comentarios están cerrados.