Entrevistamos a Diego Pérez Martínez, autor de El libro del búho

 

Nací hace casi cuarenta años en Valladolid, ciudad en la que pasé mi infancia y juventud hasta la universidad. Estudié ingeniería industrial en Madrid y nada más acabar la carrera comencé a trabajar en el sector aeroespacial en la misma urbe. Algunos años después conocí a mi actual esposa y juntos nos instalamos en el norte de Francia, en una ciudad llamada Arrás, donde seguimos viviendo y hemos tenido nuestro primer hijo.

entrevista-escritor-diego-perez-martinez-autor

Durante todos esos años la escritura y la lectura fueron una de mis grandes pasiones. Con doce años mi hermano me regaló El hobbit. Ese libro me marcó hasta tal punto que traté de escribir mi primer libro. Sin embargo, era aún demasiado joven e inexperimentado y mi proyecto quedó inacabado. Ello no impidió que esa pasión recién descubierta me acompañase a lo largo de mi vida. Nunca dejé de escribir. Unas veces eran pequeños textos, otras cuentos, historias… Hasta que un día de hace cuatro o cinco años, una conversación con mi mujer hizo despertar en mí el antiguo deseo de escribir mi primera novela.

Enlace de venta del libro: https://amzn.to/3mFApuK

ENTREVISTA

  1. Bien Diego , ¿dónde comienza tu andadura en el mundo de la escritura? ¿Cuándo te diste cuenta de la necesidad que tenías de narrar tus propias historias?

A los doce años. En mi duodécimo cumpleaños mi hermano me regalo El Hobbit de J. R. R. Tolkien. Aquel libro despertó algo en mí que me empujo a tratar de escribir mi primer libro. Desde luego era muy temprano tanto por la edad, como por el hecho de que nunca antes había escrito nada. Y aunque nunca lo terminé, al menos me permitió descubrir una pasión escondida en mí. A partir de aquel momento no dejé de escribir.

  1. Respecto a tu primera novela, El libro del búho, ¿qué podemos encontrar en esta obra?

Fantasía, aventuras, mitología española en estado puro y el rescate de esa España profunda de la que tanto se habla últimamente. Hay criaturas mitológicas sacadas de las leyendas españolas (pues se desarrolla en la España moderna principalmente), magos, hechizos, mundos ocultos, un pueblo perdido entre las montañas y cuatro niños que deben resolver un extraño misterio que les llevará a vivir la aventura de sus vidas.

            3.¿Cómo describirías el proceso de creación de tu obra? (planificación                                      desarrollo y consecución)

Mi pasión por las leyendas me empujaba a escribir una historia de aventuras con la mitología española de fondo. Pero no encontraba el qué. Le di muchas vueltas hasta que un día me vino a la cabeza una imagen: un mago encapuchado,  bajo la lluvia y sosteniendo una caja bajo los brazos. Aquel fue mi punto de partida. Una vez hube resuelto quién era aquel personaje que veía en mi imaginación, toco pensar en qué era lo que guardaba entre sus brazos y luego poco a poco fui desarrollando la escena. Una tuve la escena lista, empecé a imaginar la trama, la historia de aquel misterioso personaje,…

En principio pensé crear un pequeño libro de no más de doscientas páginas, pero el proyecto inicial no tardo en crecer hasta convertirse en un libro de cuatrocientas cincuenta y una saga de cinco volúmenes. Pero para llegar a esto hubo antes mucho de planificación.

  1. ¿Cuánto ha durado el proceso y desde cuándo comenzaste con este proyecto en particular?

La escritura de la novela como tal algo menos de tres años, pero llevaba dándole vueltas a la idea del libro desde hacía un año antes. Ha sido un largo proceso de investigar, hacer y rehacer borradores hasta que la idea principal terminó por definirse.

  1. Por otra parte, nos gustaría saber cómo has creado los personajes que rodean a la novela y que nos hablases un poco sobre ellos.

Hay seis personajes principales en la novela: cuatro niños y dos duendes. Los cuatro niños serán nuestros verdaderos héroes. Me encantan las historias de aventuras que implican a niños, de modo que quería una de esas. Elegí que fuesen cuatro porque era el número que necesitaba y el lector entenderá porque una vez lea los siguientes libros.

Luego tuve que enfrentarme a lo más difícil: encontrar las motivaciones que llevarían a unos niños corrientes a enfrentarse al peligro y superarlo. Para ello tuvo que tirar del famoso mitólogo Joseph Campbell y su teoría del monomito. Afirmaba que en todos los mitos había un patrón que se repetía en el proceso de creación del héroe. Era lo que él llamaba “el viaje del héroe”: todas las historias comienzan presentando a los personajes en el mundo ordinario hasta que se produce la llamada a la aventura. Como personajes ordinarios que son en un principio dudaran si enfrentarse a ella, para luego terminar por aceptarla. Entonces el protagonista encuentra al que será su maestro quien le ayudará a tomar su decisión y a la vez le enseñará lo que debe hacer para superar las dificultades con las que se encuentre. Es aquí donde nuestros dos duendes cobran protagonismo, pues los niños no tienen en principio nada de extraordinario y nada saben del mundo mágico. Alguien debe guiarles a través de él.

recomendacion-el-libro-del-buho-autor-escritor-diego-perez-martinez

  1. ¿Qué es lo que más te ha costado a la hora de desarrollar la historia?

Dar coherencia a los cuatro niños porque al tiempo que no dejan de ser lo que son, deben afrontar peligros y adversidades que muchos adultos no sabrían ni se atreverían a hacerlo. De modo que ¿cómo lograr hacer que los niños sigan pareciendo niños al tiempo que en determinadas ocasiones se ven obligados a comportarse como adultos? Es muy difícil, me parece, hacerlo de forma coherente, aunque creo que al final lo he  logrado. El lector me dirá si es así…

  1. ¿Tienes algún referente a la hora de escribir o únicamente te dejas llevar por tu propia imaginación?

Tengo muchos referentes. Por un lado toda la mitología que tengo en la cabeza debía quedar reflejada de alguna forma en las páginas de la novela. Y por otro están las novelas que más me han marcado: Las de los autores ingleses J. R. R. Tolkien y J. K. Rowling, las historias de los americanos H. P. Lovecraft y Edgar Allan Poe, las novelas de Dune y El bosque animado…

  1. ¿Cómo describirías el proceso de creación de tu obra? (planificación desarrollo y consecución)

Comienzo a partir de una imagen o una escena que aparece en mi cabeza. Ese es el punto de partida de mi historia. Luego desarrollo un poco esa idea embrionaria para ver a donde me lleva y cuando empieza a coger forma y consistencia me detengo para planificar primero la historia de fondo y luego el desarrollo de la trama.

Una vez tengo la historia desarrollada en sus grandes líneas comienzo a dividirla en capítulos y a hacer un resumen de los mismos. Luego no tengo más que seguir el camino trazado. Por supuesto durante todo este desarrollo la trama sufre innumerables cambios para corregir inconsistencias que no había visto en un principio o para cambiar una escena por otra que estéticamente me guste más.

Por último llegan las relecturas: una la hago yo y las otras personas de mi entorno. Cada una de ellas lleva consigo correcciones adicionales y nuevas relecturas.

  1. ¿Cómo surgió la idea de crear este libro?

Fue un verano de hace cuatro años cuando mi mujer me hizo notar que escribía bien y que tal vez debería escribir algo sobre mitología porque me apasiona. Aquello despertó en mí un viejo sueño dormido por la cotidianidad de nuestras vidas. Las ganas de escribir, un poco anestesiadas por las responsabilidades, volvieron a resurgir y desde entonces no pude dejar de pensar en ello hasta que la idea final terminó por definirse.

  1. Una de las preguntas que más nos gusta hacer es la siguiente, ¿qué porcentaje tienen los personajes o el nudo de la historia en cuanto a tu propia realidad se refiere?

Para crear los personajes he dejado que mi propia imaginación me guíe y no he buscado copiar a ninguna persona de la vida real. Samuel, el padre de Juan y Laura, dice mi mujer que se parece a mí. Es posible, pero no lo he hecho a propósito.

Lo que sí que he tomado son las vivencias personales para crear algunos de los escenarios. Me encanta esa España que llaman ahora abandonada, pero que yo la llamo profunda. Anclada aún en sus tradiciones y en la que aún es posible de disfrutar de una naturaleza salvaje y libre. Esa España la descubrí en mi etapa de scout y es la misma que me inspira y que he tratado de rescatar en esta novela.

  1. ¿Cómo definirías tu concepción del amor respecto a tu escritura?

La escritura es lo que me permite escapar a una realidad que no siempre nos satisface o que nos produce estrés y angustia. Está bien escapar de vez en cuando. Hay quien usa las vacaciones, la tele o los videojuegos  para hacer eso. Yo, en cambio, tengo mi imaginación y mi ordenador para viajar muy, muy lejos. Es esa necesidad de viajar, explorar y descubrir la que mueve mi pluma.

Así que me parece que necesidad describe mejor mi relación con la escritura.

  1. ¿Qué géneros practicas a la hora de coger lápiz y papel? ¿Únicamente la fantasía?

Fantasía y ciencia ficción únicamente. Hace años que trato de escribir una mitología universal que englobe los mitos del mundo y cuente una historia alternativa de su evolución. Ese es mi gran proyecto.

  1. ¿Qué género literario nunca ha probado y le gustaría hacerlo?

Una historia de viajes. Me encantan las historias de los grandes aventureros y descubridores de los siglos pasados. Llegar a una tierra que nunca nadie de tu cultura haya visto antes tiene que ser una sensación extraordinaria. Hasta tal punto debe ser así, que es el motor que ha movido a tantos a arriesgar su vida en viajes que nos han dejado relatos tan extraordinarios. La historia de Robert Falcon Scott es una de ellas y pienso muy a menudo en ella. Pero no es la única.

También me gustaría reescribir mucha de la mitología de una forma novelada.

  1. Queremos conocerte en profundidad, así que, dejando a un lado la escritura (aunque por solo un momento), ¿podrías nombrarnos algunos de tus autores y obras preferidas (no sagas)?

El hobbit y El Silmarillion de J. R. R. Tolkien. Tal vez a mucha gente les sorprenda que los ponga por encima de El señor de los anillos, pero lo cierto es que ambos me han marcado más profundamente, y por razones diferentes, que la  famosa novela del autor inglés.

La piedra filosofal de J. K. Rowling es la novela que más me gusta de la saga Harry Potter y seguramente haya sido ella la que me haya invitado a crear una novela de aventuras.

La llamada del Cthulhu, El horror de Dumwich y Las montañas de la locura de H. P. Lovecraft me siguen, como a muchos otros, apasionándome e inspirándome. Tal vez algún lector avezado sea capaz de encontrar los pequeños guiños al autor americano en mi novela…

  1. También nos hemos fijado en que El libro del búho es el primer libro de una serie, ¿estás escribiendo ya la continuación? ¿Podrías contarnos algo sobre ella?

Sí, por supuesto. El segundo libro esta empezado, pero he tenido que aportar una serie de modificaciones en la macrohistoria (la de la saga) que han hecho que deba desechar ese borrador inicial y recomenzar.

La serie nos ira relatando el crecimiento de los cuatro niños a la vez que lo hacen sus poderes. Al mismo tiempo un terrible mal ira tomando forma y muchos de los misterios que el primer libro ha dejado sin explicar se irán clarificando.

  1. Pasemos a otro plano, eso sí, sin salirnos del entorno literario. Otra de las curiosidades que nos gusta conocer es el primer libro o alguno de los primeros libros que leíste cuando eras pequeño, ¿lo recuerdas?

¡Sí! Recuerdo varios: por ejemplo de entre todos los libros que nos hacían leer en secundaria, Zalacaín el aventurero me encantó. También hubo una novela juvenil sobre la batalla de las Navas de Tolosa que me gustó muchísimo igualmente y que no he podido volver a encontrar (es una lástima porque el recuerdo que tengo de ella es muy elevado). Y por supuesto El hobbit, que ya he mencionado antes. Esa novela fue la que me abrió las puertas a la fantasía.

Por último me gustaría destacar también las mil y una noches. Mi hermano, de nuevo, encontró un viejo libro en nuestra casa del pueblo. Le faltaban las tapas y alguna página, pero en general estaba en buen estado. Lo restauró con ayuda de mi padre y luego lo leía conmigo en la cama. Recuerdo las frías noches en aquella casa sin calefacción, leyendo bajo la capa de dos o tres mantas hasta que nos podía el sueño. Yo era muy pequeño en aquel entonces (tendría seis años) y era él el que leía la mayor parte del libro, pero yo también contribuía un poco en lo que podía.

  1. Sabemos que eres un gran apasionado de la historia, la mitología y la etnología, ¿te ha ayudado o condicionado a la hora de desarrollar tu obra?

Mucho. Los tres han sido mi punto de apoyo en la construcción de la novela. Tal vez el lado etnológico cueste un poco más verlo pero está ahí, aunque no he querido desarrollarlo demasiado para centrarme en cosas más importantes de la historia.

Pero de los tres, es la mitología, la española principalmente, la que toma un mayor protagonismo. En el libro no solo tomo y adapto leyendas a la trama, sino que además desarrollo de forma un poco “clandestina” algunas de las teorías que he imaginado cuando trato de encontrar elementos en común entre diferentes mitologías.

  1. Define tu carácter literario en tres palabras, ¿eres capaz?

Explorador y aventurero.

  1. ¿Qué proyectos de futuro tienes?

Mi proyecto de futuro más inmediato (aparte de terminar la actual saga) se llama el cuento de Gharna y es una historia de fantasía épica en su estilo más purista: es una pequeña novela que se desarrollará en un mundo imaginario. En ella descubriremos el nacimiento de un héroe, desde su más tierna infancia hasta que descubre quién es en realidad.

  1. ¿Cómo podemos encontrarte en las redes sociales?

Muy fácil. Estoy disponible en:

Instagram: @diegoperezmart7

Twitter: @diegoperezmart7

Facebook: @diegoperezmart7 y @diegoperezmartz

Enlace de venta del libro: https://amzn.to/3mFApuK

Los comentarios están cerrados.